Un gran camino ha recorrido Tim Don para conseguir volver a la competición (Parte 1)

Este amado profesional es un ejemplo de superación. No se rinde nunca!

Tim Don estaba en plena forma y lideró el Campeonato Mundial de IRONMAN 2017 en Kona. Hizo récord mundial en IRONMAN Brasil, consiguió podio en el Campeonato Mundial de IRONMAN 70.3 y una serie de victorias a lo largo de la temporada le permitieron llegar a Hawai con la confianza y la forma física tan grande como su carismática sonrisa.

El equipo de Don, sabía que tenía lo que necesitaba para conseguir algo mágico. Dos días antes de la carrera, una colisión con un camión acabó con los sueños hawaianos de Don. Su carrera había terminado antes de que comenzara. Mientras yacía en la carretera, con la esperanza de poder correr, no tenía forma de saber que acababa de romperse el cuello y que había sufrido lesiones que lo inmovilizarían durante cuatro meses.

En 48 horas, el británico de 40 años de edad, que ha estado corriendo profesionalmente por más de 20 años, voló a casa a Boulder, Colorado, donde se reunió con el Dr. Alan Villavicencio, un neurocirujano educado en Harvard. Junto con su esposa, Kelly, Tim escuchó pacientemente las opciones que tenía. El Dr. Villavicencio explicó con delicadeza que el 95 por ciento de las personas con las lesiones de Don optan por la cirugía, un procedimiento que limita severamente la movilidad de largo alcance y obstaculiza la mecánica del cuerpo necesaria para nadar y montar en bicicleta. La alternativa fueron tres meses en un Halo, un dispositivo de aspecto bárbaro que inmoviliza la parte superior del cuerpo, usando cuatro pernos de titanio insertados cranealmente y un soporte de tracción para la parte superior del cuerpo que se extiende desde el cuello hasta el ombligo.

“Acepté, sin saber realmente lo que era (el Halo)”, dice Don. Lo que sí sabía era que tenía que darse otra oportunidad de competir, y que haría lo que fuera necesario. “No podía moverme en él”, dice sobre el dispositivo. “Pero cuando el médico me dijo que eso significaba que tendría un 90% de posibilidades de una recuperación del 100%, realmente era mi única opción. Fueron unos meses muy duros. Mi esposa, mi familia y mis amigos de todo el mundo fueron increíbles; el apoyo fue abrumador”.

Otro atleta podría haberse desmoronado bajo estas circunstancias. Pero Don, un ex campeón mundial ITU y tres veces olímpico, es una raza diferente. Ha reunido a un equipo de entrenadores y expertos para ayudarle a volver a la excelente forma física que tenía cuando consiguió el récord del mundo. “Estoy dando el 100% para estar de vuelta y en forma en 7:40:23 IRONMAN en 2018. Será un camino difícil, pero estoy comprometido y tengo un equipo increíble a mi alrededor”.

El equipo Don está formado por la entrenadora Julie Dibens, el entrenador de ciclismo Matt Bottrill, el fisioterapeuta John Dennis, la entrenadora de fuerza y acondicionamiento Amy Quirion y el entrenador Franko Vatterott. El equipo tiene un objetivo simple y singular: llevar a su hombre de vuelta a donde pertenece. El equipo es muy consciente de los obstáculos que tiene por delante, pero están detrás de él en su apuesta por el podio de Kona. Con el amor y el apoyo de su esposa Kelly y sus hijos, Matilda, de 7 años, y Hugo, de 3, el Equipo Don cree que lograrán su meta.

¿Quieres saber qué opina el equipo sobre su recuperación? Las azañas de Tim son verdaderamente increíbles, por eso en unos días podréis ver una segunda parte, en la que vemos la opinión del equipo sobre su recuperación y la actitud que tiene a diario.

Estar atentos y no os perdáis la segunda parte, además podéis ayudarnos si compartís este artículo en vuestras redes sociales para que más gente pueda conocer las azañas de Tim Don.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *