10 consejos para prevenir lesiones al hacer ejercicio | 1ª Parte

Hemos pensado en varios consejos para que hagáis antes de empezar a realizar ejercicio y así prevenir posibles lesiones.  Ya sea que haya estado haciendo ejercicio durante años o que esté comenzando un programa de acondicionamiento físico, es importante que evite las lesiones para que pueda seguir acercándose a sus metas de acondicionamiento físico. Nos volvemos más vulnerables a las lesiones a medida que envejecemos, en parte porque somos menos ágiles de lo que solíamos ser, y también hemos perdido parte de nuestra masa ósea y muscular.

Algunas de las lesiones más comunes relacionadas con el ejercicio son:

Esguinces: lesiones en los ligamentos, los tejidos que conectan los huesos entre sí.

Tensiones musculares: lesiones en los músculos o tendones, los tejidos que conectan los músculos con los huesos.

Tendinitis: inflamación de un tendón, a menudo debido al uso excesivo.

LCA y desgarros de menisco de la rodilla: un desgarro en uno de los ligamentos que ayuda a estabilizar la rodilla o el cartílago que amortigua la articulación de la rodilla.

Desgarros del manguito rotador: desgarros en el grupo de músculos y sus tendones que sostienen el brazo en la zona del hombro.

  • Hable con su médico

No comience ningún programa de ejercicios sin antes consultar con su médico de atención primaria. Su médico puede determinar si usted está lo suficientemente saludable para hacer ejercicio y qué modificaciones necesitará hacer a su programa, si es que las hay. “Los programas de ejercicio deben ser adaptados al individuo siempre que sea posible para tener en cuenta cualquier limitación y condición médica continua”, aconseja el Dr. Berkson.

  • Elija su entrenamiento cuidadosamente

Los programas de ejercicio de alto impacto no son ideales para mujeres con afecciones como artritis u osteoporosis. Los ejercicios sin impacto, incluyendo nadar o usar una máquina de ejercicio elíptico, le darán acondicionamiento aeróbico sin estresar sus articulaciones.

  • Aprenda la técnica adecuada

No empiece ningún ejercicio nuevo sin antes aprender la forma correcta. Para aprender la forma correcta, trabaje con un entrenador en casa o en el gimnasio, o consulte a un fisioterapeuta para que le ayude a adaptar un entrenamiento a sus condiciones de salud y capacidades físicas.

  • Consiga el equipo adecuado

Compre un par de zapatillas de deporte resistentes y cómodas que le proporcionen una buena sujeción y que tengan un talón acolchado para absorber los golpes. Use ropa suelta y cómoda que le dé espacio para moverse y respirar.

  • Comenzar gradualmente

No se meta en un nuevo programa de ejercicios. “El mayor riesgo de lesión viene con el cambio de un programa de ejercicio o con la inclusión de un nuevo ejercicio,” dice el Dr. Berkson. Empiece despacio. Si va en bicicleta, por ejemplo, ajuste los controles de la bicicleta a la velocidad y tensión más bajas, y pedalee sólo unos minutos las primeras veces. Aumente gradualmente la velocidad y la intensidad sólo cuando se sienta preparado.

Y hasta aquí la primera parte de consejos. Recordar seguirnos en nuestras redes sociales y estar atentos al blog para no perderos la segunda parte que trae muchísimas cosas interesantes. Hasta pronto!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *